LA LEYENDA DEL PITOGUE

PITOGUE

Para algunos es el mensajero de la cigüeña, para otros su presencia es motivo de enojos y preocupaciones por los comentarios inapropiados  de los vecinos después de su visita, para  unos es el pájaro que trae la buena noticia a su hogar, a continuación conoceremos mejor  al bullicioso pajarito llamado pitogue y su curiosa leyenda.

Este pájaro es de tamaño mediano y su peculiar canto es muy conocido en toda América y especialmente en el Paraguay y la Argentina. Tiene el plumaje parduzco, el pecho y vientre de color amarillo y en la cabeza y alas, motivos negros y blancos.

Su cantar es breve y silencioso, aunque a veces es bullicioso, especialmente al amanecer o cuando se encuentra con su pareja, con la misma euforia con que los enamorados humanos se encuentran en su cita.

Vive por lo general en lugares poblados y pareciera que le agrada volar de árbol en árbol, por los alrededores de la morada del hombre, como si  se tratara de un alado vigía que controla la marcha del hogar y especialmente las relaciones amorosas.

SU LEYENDA

La leyenda que cuenta el origen del pitogue, indica que este pájaro era humano y en su interior existencia ejercía las funciones de comadrona o sea la de partera. De ahí su experiencia y conocimiento con respecto a las mujeres embarazadas, ya que este pájaro anuncia el encargo antes de que la propia interesada este segura de su estado.

La misma  leyenda asegura que por lo mismo el pitogue lleva una vincha blanca que le rodea la cabeza, como herencia y símbolo de su antigua profesión.

La realdad es que el canto insistente del pitogue, siempre es motivo de zozobra para las madres de hijas de solteras y de extrema confusión en el rostro de las mujeres en estado de merecer.

La leyenda del pitogue y su relación con el futuro nacimiento, data de época inmemorial y en las tribus indígenas de nuestro continente, su canto era feliz augurio para las mozas, por la próxima e inminente llegada de un nuevo miembro de la familia que pondría una sonrisa de niño en las pupilas de una madre feliz.

Según algunos comentarios nuestra gente festeja y a veces condena su indiscreción llamándolo pitogue juru mbyhi (pitogue delatador). Ynada raro es que alguna aventura amorosa hasta entonces desconocida o ignorada por todos, sea conocida por la indiscreción de este pequeño pero extraño ser clarividente.

También se cuenta que cuando  los pitogue acuden en bandadas rodeando determinada casa y rompen el silencio con su canto, anuncian el próximo enlace de unos de los miembros de la familia.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Mitos y Leyendas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s